DEMOLITION TRI, UNA TRIAVENTURA TRIDIVERTIDA



No cabe duda que ponerse un dorsal y participar en una carrera es siempre divertido. Por lo menos a priori debería ser así, y si no, mal asunto. Si ademas no pierdes de vista el objetivo principal, ser finisher, y controlas la ansiedad para no perder respeto a lo que se viene por delante teniendo claro cual es tu nivel, mas divertido. Y si ya no es una sola disciplina deportiva sino tres, pues triplemente divertido.

La Demolition Tri, una prueba multideporte desarrollada en el medio natural, con natación en aguas abiertas, trail y mtb no podía, no puede y espero no podrá tener otro calificativo que Triaventura Tridivertida porque al fresquito y movimiento del mar a las 8 de la mañana y al primer rayito de sol en uno de los senderos más bonitos de la isla se le sumo la bruma y el sereno del pinar que nos acompañó en todo el ultimo tramo.

Sin ser un especialista en ninguna de las tres disciplinas pero habiendo practicado las tres alguna vez me embarque en la prueba con cierto miedo a la MTB y al desnivel positivo de la misma pero con la confianza de saber que con un poquito de esfuerzo la acabaría en el tiempo limite. Nadé tranquilo a pesar de los primeros minutos en los que busque desesperadamente hueco y ritmo, subí con fuerza hasta La Montañeta sin perder de vista la bici y pedaleé a mi nivel descontando de la meta ya no km a km sino centenar a centenar, los metros que faltaban en la segunda vuelta.

La recompensa final de la medalla y el bocata y saber que la prueba mas dura del circuito estaba ya tachada me dibujó la sonrisilla durante un par de días, y ya hoy, a un mes de la segunda prueba, empiezo a pensar que tal vez, elegir este circuito y descansar de la montaña haya sido la mejor opción de este año 2016.

0 comentarios:

Publicar un comentario