TRAVESIA A NADO EL ROQUE. 3 DE 5.



3ra prueba del circuito Aquaterraman y 3ra sorpresa, buena, claro. Y es que nadar en el siempre movido mar del norte y hacerlo sin perder rumbo durante 1 hora para recorrer 3 km es duro, pero duro duro. Nade mucho de chico, incluso llegue a competir una tarde de sábado en Paso Alto, pero exceptuando un intento a finales de los 90 y otro a finales de los 00 no fue hasta que me planteé hacer el Aquaterraman que empece a nadar algo más, y ahora, casi un año después y con casi 130 km en los brazos tengo que decir que nadar me gusta coño, me gusta.

He ido bastante a Garachico este verano, a veces a la piscina, a veces al Rugantino, a veces a pasear y siempre, absolutamente siempre, mire de reojo el mar pensando en la Travesía. Sorpresa el sábado al comprobar, tal vez condicionado por mi pensamiento positivo, que el mar estaba plato. Pero al pasar el espigón dejo de ser llano pa'convertirse en hondo, jeje. Ritmo constante, referencias en la costa y aviso del GPS cada 100 metros. Tranquilo, sin desesperar, buscando siempre algún compañero con el que acompasarme y al llegar al Roque cambiar de lado para hacerlo más llevadero. Y qué bonito estaba el día, soleado, limpio, y al pasar la escollera y ver la cantidad de gente que desde el muelle viejo y en la playa se agolpaban para aplaudir y animar, subidón y sabor a reto y aventura. Arco de meta, medalla, avituallamiento. Voy a ser un Aquaterraman, 3 de 5 y seguimos. Un mes para cambiar la horizontal por vertical y los brazos por piernas y a por la Vulcan Race y el MKV.

0 comentarios:

Publicar un comentario