MKV GARACHICO 2016, 5 DE 5



Y con esta van 3 participaciones, y casualmente siempre en años pares. 2012, 2014 y  2016. 3 kms redondos con casi 500 metros de desnivel positivo. Casi nada. La idea siempre es la misma, sumamente clara y prácticamente común a todos los corredores. Subir lo mas rápido que se pueda.

La nocturnidad le da cierta dureza. La presencia del recordman actual y de algunos de los especialistas canarios de la modalidad le da morbo. La cuenta atrás adornada con fuego le da vistosidad. Y los 200 participantes le dan vida a la prueba y por tanto, a Garachico.

Para la mayoría una carrera mas en el calendario, con mayor o menor importantancia. Para una veintena, la posibilidad de convertirse en un AQUATERRAMAN. Lo difícil ya esta hecho, y si te olvidas de puestos y tiempos, el premio ya está ahí, a escasos 30 minutos.

KM 1: Llegar corriendo hasta ese punto te ha costado lo tuyo. Las pulsaciones se han disparado y ves como muchos corren todavía con soltura. No puedes mas, te agachas y tiras de riñones.

KM 2: Has dejado atrás el asfalto y has entrado en tierra. Es lo que te gusta. En alguna recta haces el gesto de correr pero en pocos metros llega otra curva. El terreno suelto a veces te juega malas pasadas y únicamente te preocupas de avanzar y traccionar bien.

KM3: Curva a la derecha, curva a la izquierda y así una decena. Has subido ya un par de veces por allí pero en carrera todas las curvas te parecen la ultima. No hay arena, solo los restos del antiguo camino y tus muslos.

META: El foco te deslumbra, los jadeos te ensordecen y con el paso por la alfombra se abren los pulmones y el aire toma paso. Bebes agua, aplaudes, miras hacia abajo, avisas de que has llegado y lo que fue subida ahora será bajada.

PD. Soy un Aquaterraman, 5 de 5.

0 comentarios:

Publicar un comentario